Frauenkirche, el ave Fénix de Dresden

Berlín, 3 de junio de 2013
INFO@itineri.de

Es la joya de la corona del espectacular frontal barroco de Dresden: la Iglesia de Nuestra Señora, en alemán Frauenkirche. Ya desde las vías que llevan a la capital sajona destaca su blanca cúpula, envuelta de simbólicas edificaciones en negro como la católica Hofkirche y el Residenzschloss. Vista de cerca, curioso, la Frauenkirche recuerda un tablero de ajedrez, su blancura ligeramente manchada aquí y allá. La mezcla de piedras (areniscas) de la iglesia original, destruída en los estertores de la Segunda Guerra Mundial, y las utilizadas expresamente para su reconstrucción explica este fenómeno.

Sus orígenes se remontan a mediados del siglo XVIII. Prusia Oriental era el objetivo de miles de protestantes provenientes de Salzburgo, obligados a abandonar sus casas al negarse a convertirse al catolicismo. De camino hacia las lejanas tierras de Königsberg (hoy el exclave ruso de Kaliningrado), donde el emperador prusiano invitó a los expulsados a establecerse, una parte de los exiliados se quedó en Dresden. Los habitantes de la ciudad hicieron donativos para ayudar a sus “hermanos de religión”, dinero que finalmente serviría para financiar la construcción de la iglesia más simbólica y uno de los más destacados edificios de la capital sajona.

La basílica romana de San Pedro y la veneciana Santa Maria della Salute fueron la fuente de inspiración para concebir la Frauenkirche, cuya primera piedra se puso en 1726. Sus respectivas muertes hicieron que ni el arquitecto encargado de la construcción, George Bähr, ni tampoco quien era el príncipe elector de Sajonia en el momento de iniciarse la obra, Augusto el Fuerte, la pudiesen ver terminada, en 1743.

La iglesia tuvo que ser rehabilitada en diversas ocasiones, a lo largo de los más de 200 años en que se mantuvo en pie, hasta que a media mañana del 15 de febrero de 1945 su estructura, muy afectada por los bombardejos de los días 13 y 14, se desplomó. Para los habitantes de Dresden caía algo más que su iglesia más querida: desaparecía el último vestigio importante de su ciudad, arrasada por las bombas aliadas.

El gobierno de la República Democrática Alemana mantuvo los restos tal como quedaron, como memorial contra la guerra. No sería hasta haber caído el Muro de Berlín, y una vez completada la reunificación, cuando empezaría la reconstrucción de la Frauenkirche. En 1994 se puso la primera piedra y en octubre de 2005 se consagró la nueva iglesia, evangélica luterana. Desde entonces, la Frauenkirche vuelve a ser la reina indiscutible de esta ciudad, conocida como la “Florencia del Elba”, que desde itineri.de no podemos sino aconsejaros que descubráis: con mucho gusto os prepararemos un programa de visitas y, claro, un tour guiado por la impresionante capital sajona!

Os invitamos a visitar Dresden, de momento virtualmente, a través de la galería de imágenes de itineri.de: http://www.flickr.com/photos/itineri/sets/72157633529408591/

… y os recomendamos este fantástico reportaje, que muestra imágenes de la Frauenkirche original (min. 37 del vídeo), incluyendo un pequeño fragmento del último concierto del cual se conservan imágenes (17 de diciembre de 1944), así como de su reconstrucción, usando las piedras originales que no quedaron inservibles.

Un artículo que os recomendamos para saber más de la fascinante Dresden:
http://itineri.de/2012/08/colecciones-estatales-de-arte-de-dresden/

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces inferiores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.