La venganza del Papa

Berlín, marzo de 2015
INFO@itineri.de

Había una vez un gobierno socialista (que de hecho era comunista) en un país democrático (que en realidad era una dictadura): la RDA. A mediados de los años 60, aquel gobierno impulsó la construcción de una torre de telecomunicaciones, un proyecto ambicioso que serviría para dar un impulso a este ámbito, pero también para demostrar al mundo de qué era capaz aquel gobierno y aquel país. Tras largas disquisiciones sobre el lugar más adecuado para su emplazamiento y de un par de intentos fallidos de iniciar su construcción, la torre fue levantada en el corazón del Berlín Oriental, junto a la histórica estación ferroviaria de Alexanderplatz. Un vez terminada, se convirtió en la construcción más alta de Alemania, motivo de orgullo de sus impulsores: sus 368 metros de altura la hacían visible desde cualquier punto de la capital.

Pero cuál no sería su sorpresa al constatar, con los primeros rayos de sol, que el reflejo de su luz sobre la redonda y metálica cúpula formaban… ¡una cruz! En aquella ciudad de aquel país, al otro lado del telón de acero, el reflejo del sol dibujaba precisamente una cruz, clarísima, que además se distinguía desde kilómetros de distancia!

Los berlineses no tardaron en contrarle nombre al fenómeno: “la venganza del Papa”. Una venganza de altura.

Seguidnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartid el artículo mediante los enlaces correspondientes!

Deja un comentario