Reinickendorf

El metro es el medio perfecto para iniciar la exploración de Reinickendorf (mis fotos), un distrito casi tan grande como Barcelona entera. La línea U6 llega hasta Alt Tegel, donde empieza la ruta que propongo en Diario de Berlín. El viaje en sí, de hecho, ya forma parte del proceso de descubrimiento del distrito. Un tramo de la línea circula sobre viaducto y así, desde el vagón mismo, irá situando algún elemento que explico en el libro.

La naturaleza imprime buena parte del carácter de Reinickendorf — com sucede en otros distritos de Berlín. El lago de Tegel y la abundante vegetación que lo rodea son energía pura para el visitante. Pero hay más, claro. El palacio de Tegel, por ejemplo, que fue propiedad de los muy ilustres hermanos Von Humboldt. O las casas señoriales en la calle que lleva hasta el lago. O dos de los restaurantes más antiguos de Berlín. O, también, el puente de la fotografía, con una historia curiosa…

Precisamente cerca del puente amarran barcos que navegan por los ríos y canales de Berlín. ¡Una opción a considerar cuando llega el buen tiempo!

➡➡ Acceda al siguiente capítulo: Berlín de la A a la Z.