Berlín — Germania

Große Halle — Bundesarchiv, Bild 146-1986-029-02 / CC-BY-SA 3.0

La Segunda Guerra Mundial consolidaría el Tercer Reich — creía Hitler. La capital del imperio sería Germania, ciudad que el Führer haría construir sobre Berlín. Edificios y monumentos de dimensiones colosales, como el Große Halle, mostrarían al mundo el poder del Reich.

Albert Speer, artífice de la arquitectura nazi

El urbanismo de la capital imperial debía reflejar la megalomanía del Führer. A los lados y extremos de dos enormes avenidas, que atravesarían la capital de norte a sur y de este a oeste, se levantarían monstruos como el Gran Pabellón (foto). Con capacidad para 150.000 personas, tenía que ser un reflejo de la fuerza, del poder del régimen. Otros elementos arquitectónicos previstos eran un arco de triunfo gigante o grandes estaciones de tren.

El arquitecto en jefe del régimen, Albert Speer, proyectó las visiones del dictador. Germania existió sobre planos y en maquetas entre 1937 y 1943 — y una pequeña parte también sobre el terreno. Aunque las construcciones se detuvieron en un proceso bastante inicial, las repercusiones en la arquitectura y el urbanismo de Berlín perviven hasta hoy.

Descobra la Germania que no llegó a ser

Con itineri.de recorrerá las huellas de Germania en el distrito gubernamental, comprobará cómo utilizó Hitler la arquitcetura y el arte como instrumentos de poder, y dscubrirá por qué observando grandes vacíos urbanos y “anticonstrucciones”, y explorando superposiciones invisibles, el fantasma de Germania está muy presente en el Berlín de hoy día.

tour guiado de dos horas.

Para completar este tour, le recomendamos también nuestra visita a Sachsenhausen. Igualmente es muy interesante la exposición Mito de Germania – Visión y el crimen, que organiza la Asociación Mundos Subterráneos de Berlín.

Otras opciones para enriquecer con itineri.de su estancia en Berlín son nuestras visitas a algunos de los museos más destacados de la ciudad, así como a la histórica y vecina ciudad de Potsdam.

ℹ Contáctenos por mail o mediante el formulario — ¡y nos vemos en Berlín!