Treptow-Köpenick

El personaje de la fotografía saluda a quienes entran en el antiguo ayuntamiento de Köpenick, hoy un barrio de Treptow-Köpenick (mis fotos). La estrafalaria historia que en 1906 protagonizó el «capitán» Voigt la explico en Diario de Berlín. Es ciertamente cómica, hasta el punto que todavía hoy se hacen representaciones teatrales.

Dejando a un lado las «köpenickadas» (así se conocen aquellos hechos, lo que equivaldría en castellano a una astracanada), el barrio es muy bonito y recomendable de visitar. En el libro ofrezco información, de cómo llegar y de qué ver.

En lo que se refiere a Treptow, no se pierda el parque que lleva su nombre. Su historia, ligada al final de la Segunda Guerra Mundial, explica entre otras la enorme estatua del soldado soviético que lo preside.

Y una recomendación especialmente atractiva para los niños — aunque no sólo para ellos: el Modellpark Berlin-Brandenburg. Numerosas maquetas a gran escala de famosos edificios berlineses se exponen en este espacio abierto, un Berlín para conocer a vista de pájaro. Entre las maquetas, por cierto, se encuentra la del antiguo ayuntamiento de Köpenick.

➡➡ Visite el décimo distrito, Marzahn-Hellersdorf.